Las arcillas

Las arcillas son barros que se sacan de yacimientos naturales y son ricos en minerales y oligoelementos que contendrán, en mayor o menor medida, dependiendo del tipo de arcilla y de la zona del yacimiento del que se obtuvieron.

En la cosmética natural, los minerales se utilizan como protectores solares, así como en pastas de dientes, cremas, polvos y emulsiones, sales de baño y desodorantes.

La actividad estética de las arcillas se basa en la presencia de minerales y está definida por las propiedades físicas y físico-químicas de estos, así como por su composición química y además sirven como liberadores de ingredientes orgánicos activos en la piel. [1]

Entre sus propiedades están las calmantes e hidratantes, por ello son un imprescindible en mi casa y las combinamos perfectamente con aceites esenciales y zumos de frutas y verduras en mascarillas, lociones y pomadas, que se aplica toda la familia.


Las arcillas

Jasmin Palanzuela

 

[1] Carretero, 2010

 

Print Friendly, PDF & Email
Facebooktwittergoogle_pluslinkedin
Facebooktwittergoogle_pluslinkedin